DESCUENTOS hasta el 70% - ENVÍO GRATIS
 

Gafas de sol de Pasta

Cuando hablamos de gafas de sol de pasta, hablamos de aquellas contrarias a las que son de metal. Dentro de esta categoría, encontramos 2 tipologías de material.

Comprar Gafas de Sol de Pasta

10 artículo(s)

Parrilla  Lista 

Materiales para las gafas de sol de Pasta

Acetato

El acetato es un material natural extraído del algodón y que se utiliza también en otros sectores como en el textil. Es un material con muchísimas ventajas debido a:

  • Su peso. Es ligero y evita la presión sobre nariz y orejas al ser llevadas por lo que resulta una opción muy cómoda, especialmente si has de llevarlas muchas horas.
  • Ajustables. Se puede adaptar perfectamente a tu rostro debido a su maleabilidad. Aplicándole un poco de calor la montura se puede moldear para que el agarre sea perfecto y que se mantenga siempre en su sitio.
  • Es hipo alergénico siendo una gran opción para personas con alergia o piel sensible.
  • Su brillo, suavidad y color. Con el acetato se pueden conseguir combinaciones de colores infinitas. Cuando veas unas gafas jaspeadas con contrastes y diferentes capas de color tipo arco iris, es acetato pues es el único material con el que se pueden conseguir estos efectos por lo que es un material que a nivel de diseño es rico y permite propuestas creativas diferentes e innovadoras. Además, su brillo es único y su tacto sedoso es un placer.
  • Resistencia. Es un material fuerte y duradero difícil de romper.

Por todos estos motivos, el acetato es el tipo de pasta de mayor calidad. Su proceso de fabricación es rico y lleno de pasos y detalles debido a que el acetato se presenta en placas que deben ser moldeadas y pulidas hasta conseguir la forma de la gafa que se quiere conseguir.

Inyectado

El inyectado es un tipo de plástico que tal y como su nombre indica, se inyecta en un molde para conseguir la forma de la gafa. Es un material que durante el proceso de fabricación permite realizar curvaturas y formas mucho más complejas o pronunciadas que el acetato pero que, en cambio, una vez ya construida la gafa, no es tan maleable siendo difícil su ajuste y pudiéndose romper al intentar moldearla.

La ventaja del inyectado radica en su precio, pues es inferior al acetato, al igual que la posibilidad de realizar diseños más extravagantes o envolventes, como por ejemplo gafas de sol deportivas que, debido a la protección ocular necesaria, requiere de diseños más curvados.

Un tipo de inyectado es el nylon, plástico que mezclado junto con otros polímeros se consiguen gafas de sol de gran resistencia y flexibilidad siendo casi todas las gafas deportivas de este material. Además, destaca por su ligereza, dureza y resistencia.

Como curiosidad, hoy en día se están empezando a producir gafas con opciones de inyectado más sostenibles. Es la llamada “química verde”. De hecho, ya podemos empezar a encontrar gafas de inyectado procedente del aceite de ricino. Tradicionalmente usando como lubricante, ingrediente para el jabón y laxante, este aceite de origen natural se está abriendo mercado en el sector óptico y automovilístico por su precio y carácter eco-friendly pues estamos hablando de un tipo de plástico que no procede del petróleo si no de una planta y por tanto de cultivo y proceso más respetuoso con el medio ambiente.